EPSO/AST-SC/06/17 – Sobre los idiomas elegibles como segunda lengua (I)

En el artículo publicado el pasado lunes ya mencionábamos la particularidad lingüística que va a suponer que entre los idiomas elegibles como segunda lengua aparezca el griego y no el alemán. Hoy vamos a tratar de analizar algo esta cuestión que, nos tememos, puede dar mucho que hablar.

Los que lleváis un tiempo interesados en las oposiciones europeas y seguís nuestra página con cierta asiduidad ya sabéis que la cuestión lingüística ha tenido una gran relevancia en los últimos tiempos, hasta el punto de llevar a la suspensión de las oposiciones durante varios meses.

Los que lleváis menos tiempo y queréis conocer algo más sobre el asunto, podéis dar una ojeada a algunos artículos que dedicamos hace tiempo a dicha suspensión y, posteriormente, a la “solución” ofrecida por EPSO para la oposición generalista para administradores AD5 de este año, que es básicamente el mismo sistema aplicado ahora en la oposición para secretarios y personal de oficina: dejar la decisión de cuáles son los idiomas elegibles como segunda lengua en manos de los opositores.

En esos artículos señalábamos que esa aparente libertad dada a los opositores (como grupo) en la elección idiomas, no era sino un enrevesado sistema que tenía como único objetivo garantizar la utilización de inglés, francés, alemán, italiano y español como segundas lenguas… pero evitando la responsabilidad de EPSO en dicha elección.

No obstante, EPSO incluía una “cláusula de salvaguarda” en la oposición, de forma que si los opositores no llegaban a elegir los idiomas previstos, podría modificar dicha selección teniendo en cuenta “la debida consideración de las necesidades de los servicios”.

De esta forma, la selección de idiomas no se basa únicamente en el conocimiento manifestado por los opositores sino que EPSO tenía posteriormente que comparar dicho conocimiento “con las necesidades de los servicios, garantizando así una correspondencia adecuada”. Tal como la propia EPSO explicó en un documento propio, esto implicaba que, independientemente de la selección llevada a cabo por parte de los opositores, solo las cinco lenguas “que más coincidan con las necesidades de las instituciones serán las que se utilicen en la segunda parte de la oposición”.

El sistema funcionó de la forma prevista en la oposición para administradores y no fue necesario aplicar dicha cláusula, pero en esta oposición (por diversas razones que trataremos de analizar en otro artículo) los opositores se han mostrado “rebeldes” y han preferido el griego al alemán.

Ante esta situación EPSO tenía la opción de aplicar la cláusula y sustituir el alemán por el griego, en función de “las necesidades de los servicios”, pero ello hubiese sido un escándalo mayúsculo y una puerta abierta a la más que justificada reclamación de los opositores griegos.

Así que ha preferido respetar la “elección” de los opositores y mantener el griego como idioma elegible… lo cual evita la posible reclamación de los opositores griegos…

…pero abre la puerta a la reclamación de prácticamente el resto de los candidatos.

(continuará)

2 comentarios sobre “EPSO/AST-SC/06/17 – Sobre los idiomas elegibles como segunda lengua (I)

  1. No me queda muy claro si en el mismo día, se hacen las pruebas de razonamiento verbal, numérico y abstracto en la Lengua 1, y además las pruebas de informática y organización en la Lengua 2. Es así? Se llevan a cabo en el mismo acto, unas a continuación de otras? Gracias anticipadas.

    1. Aunque todavía no hay información oficial sobre la organización de las pruebas, es prácticamente seguro que todas las pruebas se llevarán a cabo en un solo día en los centros de examen nacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.