EPSO/AD/249/13 — Reflexiones a partir del número de candidatos

La semana pasada EPSO dio a conocer el número de candidatos inscritos en cada uno de los ámbitos:

candidatos

Como vemos el número es algo superior en el ámbito de economía financiera, lo cual, unido al hecho de que el número previsto de “plazas” (es decir, de aprobados) en el ámbito de Macroeconomía es mayor, hace que la diferencia en el ratio de candidatos/plazas, sí que sea notable, siendo casi el doble en el primero.

candidatos-plaza ad/249/13

Más allá de las consecuencias que este dato puede tener en la mayor o menor dificultad de superar la oposición en cada uno de los ámbitos, la reflexión que ahora toca hacer (por una mera cuestión cronológica) es cómo pueden afectar estos datos a la celebración o no de la fase de test.

Recordemos que la convocatoria de esta oposición fue la primera en incluir una claúsula que nos tememos va a ser muy repetida en posteriores convocatorias:

Las pruebas de acceso se realizarán con ordenador y únicamente se llevarán a cabo si el número de candidatos inscritos es superior a un determinado umbral. Dicho umbral será determinado por el Director de la EPSO en su condición de autoridad facultada para proceder a los nombramientos (AFPN), tras el cierre del registro de candidaturas. Ese umbral podrá variar de un ámbito a otro y se le informará de ello a través de su cuenta EPSO.

En una fase inicial, tras la implantación del nuevo sistema en 2010 toda oposición incluía una fase de test, sin embargo posteriormente esa fase de test se consideró prescindible en los casos en los que el número de candidatos era pequeño. Ese “pequeño número” comenzó siendo 300 y ha sido aumentado poco a poco hasta llegar a los 1000 en algunas de las últimas oposiciones.

Sucede que incluso el listón de los 1000 candidatos ha sido considerado insuficiente por EPSO, la cual se ha visto tentada a saltarselo en algunas oposiciones ignorando el contenido de la propia convocatoria, lo cual es un hecho lamentable en sentido organizativo y muy discutible en sentido jurídico.

Por ello, haciendo alarde de transparencia, ideó el párrafo anteriormente señalado que, sin discutir el trabajo hecho por los traductores de la Unión Europea, puede resumirse en lo siguiente:

La fase de test se hará si a EPSO le da la gana.

Pese a lo que pueda parecer, este párrafo es un gran avance para los europositores porque EPSO venía haciendo lo que le daba la gana con la fase de test desde hace mucho tiempo, escondiéndose detrás de unos umbrales objetivos que eran frecuentemente incumplidos causando el desconcierto entre unos opositores que, aunque a EPSO le parezca superfluo, necesitan saber las pruebas con la que serán evaluados para poder prepararlas convenientemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.