Test de juicio situacional – Una teoría y algunas dudas

En la entrada anterior señalábamos que la puntuación mínima que se debía obtener en este apartado era de 24 sobre 40. Teniendo en cuenta el sistema de puntuación que se sigue, también explicado en la misma entrada, podemos concluir que la nota de corte no es desde luego un gran obstáculo.

Tal como veíamos las respuestas “neutras” puntuaban por la mitad y, si bien no siempre es fácil acertar cual es el comportamiento más apropiado o el menos, es difícil confundirlos entre ellos. Es decir, en una pregunta en la que se pueden obtener hasta 4 puntos podemos conseguir la mitad sin ni siquiera acertar ni el mejor ni el peor de los comportamientos.

En definitiva, incluso un aspirante a psicópata podría aprobar este apartado… un aspirante a psicópata que hable inglés, francés o alemán.

Y a este punto queríamos llegar. Este apartado no se lleva a cabo en el mismo idioma que el resto de los test sino en el que hemos escogido como segundo idioma, es decir, inglés francés o alemán. Resulta llamativo que una prueba que el año pasado no era ni siquiera tenida en cuenta en la nota final, pase no solo a ser puntuada sino que acapara tantos puntos como el resto de los test juntos (40). Es decir la mitad de la nota final viene determinada por un apartado cuyas respuestas distan mucho de ser objetivas.

Teniendo en cuenta que este año es la primera vez que los test se pueden llevar a cabo en cada una de las veintitrés lenguas oficiales de la UE, nos atrevemos a aventurar una teoría: el test situacional se ha convertido en un examen de lengua.

Naturalmente es defendible que las oposiciones para trabajar en organismos europeos donde el uso de distintos idiomas es fundamental incluyan una prueba de idioma. También es comprensible que esta prueba aparezca en la primera fase de la oposición, que es donde se descartan a la mayoría de los candidatos. Pero, aun siendo esto así, cabe plantearse algunas preguntas:

¿Por qué anunciar a bombo y platillo que los test se pueden hacer en cualquiera de los 23 idiomas oficiales y después otorgar la mitad de los puntos a un test que se lleva a cabo solo en inglés, francés o alemán?

¿No era una mejor prueba de idioma el test de razonamiento verbal que el, terriblemente subjetivo, test de juicio situacional?

¿Cuánto se ha gastado EPSO en crear una base de datos para poder hacer el resto de test en 23 idiomas? ¿es un gasto útil?

¿Fue este el sistema que se ideo en un primer momento o están introduciendo parches a un sistema que solo lleva un año de funcionamiento?

¿Nos espera alguna nueva sorpresa en las siguientes oposiciones?

¿Tenéis vosotros otras teorías o preguntas?

1 comentario sobre “Test de juicio situacional – Una teoría y algunas dudas

  1. Hola, completamente de acuerdo con vuestros puntos, tests demasiado subjetivos (en particular la “peor respuesta”), no hay forma de prepararlos correctamente a mi parecer, poque tests preparados con las respuestas que funcionarios de diferentes categorías/grados han dado.

    Además, en la vida real siempre puedes actúar de otra forma más creativa, tienes más opciones en realidad.

    Si tenéis sugerencias de cómo prepararlos (se trata de obtener la nota máxima): help!! Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.