EPSO/AD/323/16 – Previsiones sobre la primera fase

Si la semana pasada señalábamos distintas posibilidades respecto a los requisitos exigidos en la oposición EPSO/AD/323/16 para administradores en el ámbito de la auditoria, hoy vamos a hacer referencia a las previsiones respecto a la primera fase de la oposición.

En años anteriores las oposiciones para auditores en la categoría AD5 se componían de las mismas pruebas que las oposiciones para administradores generalistas, es decir, la primera fase estaba compuesta por cuatro test:

  • Test de razonamiento verbal
  • Test de razonamiento numérico
  • Test de razonamiento abstracto
  • Test de juicio situacional

Para las cuestiones referentes a cada una de las pruebas nos remitimos a lo dicho en el artículo de la semana pasada sobre esa misma oposición.

La duda, en el caso específico de auditoría, es si la oposición de 2016 seguirá este mismo modelo o si, como ya señalamos el pasado viernes, esta nueva convocatoria se limitará a repetir la convocatoria de septiembre.

En ese caso, la primera fase estaría compuesta exclusivamente por los test de razonamiento y no sería necesario superar un test de juicio situacional. Además cabe recordar que en esa convocatoria se utilizaba el sistema “tradicional”:

  • 20 preguntas de razonamiento verbal (35 minutos)
  • 10 preguntas de razonamiento numérico (20 minutos)
  • 10 preguntas de razonamiento abstracto (10 minutos)

Se establecía además un mínimo de 10 puntos en el test de razonamiento verbal y de otros 10 en los test de razonamiento numérico y abstracto combinados, si bien, siendo prueba eliminatoria y contabilizando el resultado de los tres test lo más probable es que la nota de corte estuviera muy por encima de esos 20 puntos que se establecen como mínimo.

Otra cuestión es si esta primera fase se llegaría a celebrar en las dos categorías, AD5 y AD7, ya que podría depender del número de inscritos en cada una de ellas.

Mientras que en la categoría AD5, donde no se requiere experiencia profesional previa, el número de inscritos será con seguridad lo suficientemente alto como para exigir la organización de esa primera fase de test; en la categoría AD7, donde previsiblemente se requerirá un mínimo de 6 años de experiencia en el ámbito de auditoría, es posible que el número de inscritos no sea demasiado elevado y permita comenzar la oposición con una selección basada en la cualificaciones, dejando los test de razonamiento para la fase final en el Assessment Centre.

Esta es una cuestión que podría no quedar resuelta en el texto de la convocatoria prevista para el 31 de marzo, ya que lo más frecuente es que el comité de evaluación decida a posteriori en función del número de inscritos en la oposición y que en la convocatoria tan solo se haga referencia a un misterioso e indefinido umbral.

Por cierto, un umbral sobre el que hemos hablado en multitud de ocasiones en los últimos años y que, puestos a introducir modificaciones en las oposiciones europeas, sería deseable que fuese eliminado o al menos clarificado en futuras convocatorias (pero esta es una cuestión que se escapa del tema de hoy).

De cualquier forma, la posibilidad de que haya dos procesos de selección distintos dependiendo de la categoría puede tener influencia en el propio proceso de inscripción, una cuestión que varios de vosotros ya habéis planteado y que trataremos de responder en otro artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.