Trinchando la Unión Europea

Trinchando la Unión Europea

Es frecuente oír hablar de las ventajas de trabajar en Europa, de lo que ganan los funcionarios europeos y de lo latosos que son los burócratas de Bruselas. Todavía hay quien habla (y escribe) de las bondades o, más frecuentemente, de las perversidades de la Comunidad Europea (término destinado a desaparecer… por cierto, otro tema para ser tratado próximamente: las dificultades del eurovocabulario).

No es nuestro tío el del pueblo el que no sabe muy bien qué es la Unión Europea, son políticos, periodistas… o incluso opositores UE o ueopositores o europositores (de alguna forma nos tenemos que llamar, no vamos a decir que somos “aspirantes a superar un proceso de selección que conlleva la adjudicación de un empleo, plaza o cargo dentro del organigrama de la Unión Europea”, el correctismo en el eurovocabulario tiene sus límites… sí, ya se que ni correctismo ni eurovocabulario estan en el diccionario).

Leer más acerca de Trinchando la Unión Europea