Opositar en tiempos revueltos (I)

La semana pasada no tuvimos tiempo de comentar una cuestión que ha afectado a un número muy pequeño de opositores pero que creemos tiene mucha importancia: la celebración de pruebas del Assessment Centre en Bruselas cuando la ciudad se encontraba en situación de alerta por amenaza terrorista.

En realidad nuestro comentario no se centra en si las pruebas deberían haberse celebrado o no, una decisión que indudablemente no es fácil de tomar, sino en la comunicación (más bien la falta de ella) entre EPSO y los candidatos que debían desplazarse a Bruselas para llevar a cabo las pruebas.

El nivel de alerta máximo decretado por el Gobierno belga se abrió el sábado 21, lo cual hizo (como es comprensible) que los opositores que tenían fijadas las pruebas para el lunes 23 se preguntasen si las mismas iban a celebrarse, así que trataron de ponerse en contacto (sin éxito) con EPSO. Evidentemente se trataba de una situación excepcional y el hecho de que fuese fin de semana no ayudó, pero eso no sirve de excusa cuando se trata de una situación tan grave.

Hoy habrá quien piense que el nivel de alerta era exagerado, pero esa es una cuestión que no nos corresponde a nosotros analizar… ni tampoco a EPSO. Lo cierto es que la situación había sido decretada como de alerta máxima con riesgo “grave e inminente” de atentado terrorista, que EPSO no se puso en contacto con los opositores durante el fin de semana y que se limitó a emitir un comunicado el domingo por la noche confirmando la celebración de las pruebas al día siguiente.

El momento de la comunicación no es un aspecto menor. Los opositores estaban citados el lunes por la mañana y muchos de ellos tenían se tenían que desplazar desde otros países, por lo que la decisión de viajar o no la tuvieron que tomar sin conocer la decisión de EPSO.

Más todavía, la comunicación de EPSO se emitió poco después de que el gobierno belga ampliara hasta el lunes el periodo de alerta máxima. Podría pensarse que EPSO estaba esperando precisamente la decisión del gobierno para emitir su comunicado confiando en que en el nivel de alerta se rebajaría y que así estaría justificada la no suspensión de las pruebas… pero una vez que se confirmó la ampliación del nivel de alerta no quiso echarse atrás y mantuvo las pruebas.

Si EPSO tenía decidido celebrar las pruebas independientemente del nivel de alarma terrorista que se decretara debería al menos haber confirmado su celebración mucho antes y no esperar hasta el domingo por la noche.

La realidad es posiblemente que EPSO ha tenido que tomar decisiones sobre la marcha y que (ya lo hemos visto otras veces) la velocidad de reacción no es precisamente uno de sus fuertes.

Por cierto, este era un escenario perfecto para evaluar las capacidades de comunicación y de resiliencia (dos competencias clave en las oposiciones).

Esta vez sois vosotros los que podéis puntuar a EPSO y no al revés:

3 comentarios sobre “Opositar en tiempos revueltos (I)

  1. Totalmente de acuerdo con la entrada y sólo una corrección a Yoli: las instituciones de la UE estaban trabajando con normalidad, pero sólo «debían» desplazarse a sus lugares de trabajo los puestos que no tuvieran «teleworking».

    Saludos

  2. Hola!

    Yo estuve en el AC de Administradores generalistas el lunes 23. De los 12 convocados para ese día nos presentamos 11. Aunque fue difícil llegar al edificio de EPSO (no había metro y era casi imposible conseguir un taxi, a mi me tocó caminata de 45 minutos a las 7.30 de la mañana), creo que en EPSO lo gestionaron bastante bien, fueron muy amables y no pusieron problemas a las personas que llegaron tarde debido a las circunstancias especiales.

    Por otro lado, yo no consideré en ningún momento que cancelaran las pruebas el mismo domingo, los candidatos ya habíamos viajado a Bruselas. Creo que hubiese sido peor que las cancelasen en el último momento, hubiese sido mucho más trastorno para nosotros (gastos, permiso en el trabajo, etc). Además, todas las instituciones de la UE estaban trabajando con normalidad el lunes a pesar del nivel de alerta.

    De todas formas, estoy de acuerdo en que un email o un mensaje en la web el sábado confirmando las pruebas hubiese estado bien, más que nada por estar tranquilos.

    Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.