EPSO/AST-SC/03/15 (apoyo financiero) – Un proceso muy mejorable (y III)

Es quizás importante señalar, que todo lo señalado en las últimas entradas respecto al funcionamiento de la oposición EPSO/AST-SC/03/15 en su ámbito de apoyo financiero, es en realidad extrapolable a muchas otras oposiciones. De hecho, algunas de las irregularidades podrían pasar desapercibidas o incluso ser justificadas si se produjeran de forma excepcional y no hubiesen pasado a formar parte del funcionamiento habitual de las oposiciones.

El tercer punto de mejora al que vamos hacer referencia no es tampoco una excepción.

Hemos visto que en este ámbito un gran número de opositores han sido excluidos por no cumplir con los requisitos mínimos exigidos en la convocatoria a pesar de haber superado la nota de corte exigida en los test previos.

Hemos visto también que muchos de ellos tenían dudas respecto a los criterios utilizados por el Comité de evaluación para decidir su exclusión, particularmente respecto al valor dado a ciertas titulaciones… y no es extraño, porque dichos criterios no se han hecho públicos ni se han comunicado a los opositores excluidos.

Es decir, es posible que la exclusión esté justificada… pero las dudas también están justificadas.

A falta de una aclaración por parte de EPSO o del Comité de evaluación, la única opción que tienen los opositores excluidos para conocer las razones de su exclusión es presentar una reclamación.

El problema es que la reclamación tiene su propio funcionamiento, el cual está al margen del funcionamiento de la oposición sobre la cual se reclama. Se forman así dos procesos paralelos pero con velocidades muy distintas.

Mientras hemos visto que en menos de tres semanas comenzarán las pruebas para los opositores que han superado la primera fase, los que no lo han hecho y han reclamado por ello es probable que no reciban una respuesta hasta pasados varios meses.

Este “desfase” hace muy difícil la reincorporación en la oposición de los candidatos excluidos en caso de que prospere su reclamación… y (lo cual es más preocupante) es posible que haga más difícil que su reclamación prospere.

En este caso, no se trata de una mera opinión nuestra. La semana pasada el Defensor del Pueblo Europeo inició una investigación por iniciativa propia respecto a este punto que podéis consultar en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.