EPSO/AD/294/14 – Baile de fechas

Hace dos semanas EPSO informó a los opositores que habían sido seleccionados para llevar a cabo las pruebas en el Assessment Centre que la fecha prevista para llevar a cabo el estudio de caso (la prueba escrita) era el 13 de marzo.

Una semana después se desdijo y anunció que la prueba tendría lugar el 14 de abril.

Hoy señala que también esa fecha podría ser modificada y que los opositores tendrán que esperar a recibir la confirmación en su cuenta EPSO.

Es decir, los opositores que tengan que desplazarse para llevar a cabo dichas pruebas no pueden arriesgarse a organizar el viaje… y aquellos previsores que lo hayan hecho es probable que tengan que modificarlo.

Por lo que respecta al resto de pruebas EPSO ni siquiera ha tratado de señalar ninguna fecha (aunque visto el éxito de los intentos de fijar una fecha para el estudio de caso, casi mejor); simplemente ha indicado que será a partir de marzo… lo cual es como no decir nada, porque la fecha se tiene que conocer con al menos tres semanas de antelación y ya hemos pasado la mitad de febrero, por lo que incluso podría decir, sin aventurarse demasiado, que las pruebas en el centro de evaluación no serán antes de la segunda quincena de marzo.

Para aquellos que todavía no conocen bien el lenguaje de EPSO, debemos señalar que decir que las pruebas se celebrán a partir de marzo no indica que se harán en marzo, sino que podrían comenzar en abril o incluso mayo.

En definitiva, la información proporcionada por EPSO no informa de nada, ya que cualquiera de las pruebas podría celebrarse casi en cualquier momento.

Aunque nos repitamos, es importante recordar lo que mucha veces hemos señalado: la fijación de las fechas de las pruebas no es una mera cuestión organizativa sino que afecta a los derechos de los opositores y al principio de igualdad que debe regir el funcionamiento de cualquier oposición.

Junto a la preparación de las pruebas, que afecta a todos los opositores por igual, existe también la preparación del viaje, y en ese apartado hay opositores que pueden quedar más perjudicados que otros.

Mientras que los candidatos que viven en Bruselas no necesitan llevar a cabo ningún desplazamiento, los que viven en otras ciudades tienen que desplazarse allí para poder realizar las pruebas en el Assessment Centre; mientras que algunos candidatos viven en ciudades donde existe un centro de exámenes nacional (en España, Madrid y Barcelona) otros también tienen que viajar a estas ciudades para llevar a cabo pruebas como el estudio de caso.

Por el bien de los opositores y del funcionamiento mismo de las oposiciones esperamos que EPSO mejore los aspectos temporales de la oposición en general y la fijación de fechas en particular, un aspecto en el que el margen de mejora es todavía muy grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.