EPSO/AD/215/11 – Número de plazas y requisitos de idioma

La primera de las peculiaridades de esta oposición es que, a pesar de ser una sola oposición, los candidatos se dividen según la lengua elegida. Es decir, al contrario de lo que sucede en las oposiciones generales, los que hagan la oposición en español solo competirán con los que la hacen en ese mismo idioma. Ello es debido a que los puestos que se pretenden ocupar están directamente relacionados con el idioma hablado por los candidatos.

En segundo lugar el número de plazas* puede parecer pequeño en relación con las oposiciones generales. En el caso de español estas plazas son 7, lo cual está relativamente bien, ya que solo en francés e inglés hay un número mayor. Sin embargo si tenemos en cuenta el tamaño de nuestro país y el número de candidatos potenciales el número es relativamente escaso si lo comparamos, por ejemplo, con las 5 de esloveno o las 7 de portugués.

De todas formas tampoco podemos quejarnos ya que idiomas tan importantes dentro de Europa como el alemán o el italiano han quedado fuera de esta convocatoria.

Es importante señalar que la convocatoria hace referencia al idioma y no a la nacionalidad, al contrario de lo que sucedía en anteriores oposiciones abiertas a nacionales de países de reciente entrada. Es decir, cualquiera que hable uno de los idiomas señalados en la convocatoria puede participar en ella.

Sin embargo es importante señalar que en este caso los requisitos referidos al idioma son mucho más exigentes que en el caso de las oposiciones generales. La propia convocatoria lo deja claro al señalar que:

Esta oposición va dirigida a los candidatos que poseen un dominio perfecto, tanto a nivel escrito como oral, de la lengua de la oposición (nivel lengua materna o equivalente). Si no posee usted dicho nivel, le desaconsejamos firmemente que se inscriba.

Por lo tanto es desaconsejable que aquellos que no tengan ese nivel equivalente de idioma se presenten ya que, incluso superando la fase de los test, es difícil que lleguen a superar el resto de fases.

Por cierto, del resto de fases y su carácter singular hablaremos en una próxima entrada.

*Hay que recordar, como siempre hacemos, que plazas se refiere al número de candidatos que superarán la selección y no a la existencia de una plaza específica como puede suceder en las oposiciones en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.