¿Por qué hacer una oposición europea? I

O lo que es lo mismo, aunque no es igual (ya hemos dicho que no sólo se accede a la UE a través de oposiciones): ¿por qué trabajar para la Unión Europea?

Las razones pueden ser muy variadas: reconocimiento profesional, deseo de conocer otros países y culturas, condiciones laborales muy favorables, vocación por la administración pública, fascinación por el proyecto europeo…

Cada uno tiene la suya, sea solidaria o egoísta, personal o profesional, idealista o pragmática. Seguramente ninguna es mejor que otra, lo importante es encontrar una motivación que nos ayude a superar los obstáculos que nos separan de nuestro objetivo. Lo que sí intentaremos es aclarar algunos aspectos que pueden ayudarnos a decidir si de verdad queremos trabajar en alguno de los organismos europeos.

Salario

No nos engañemos. Una de las grandes motivaciones que existen para trabajar en la UE es el salario… sobre todo si lo comparamos con el salario de la administración pública española. En la UE se gana bien, es una idea generalmente asumida, pero ¿cómo de bien? ¿de que cantidades estamos hablando? Es difícil señalar una cantidad concreta, porque dependerá de muchas circunstancias: situación familiar, número de hijos, condición de expatriado… pero como ejemplo, y ya que las próximas oposiciones serán para acceder al nivel AD5, el salario básico de un funcionario de esta categoría es de 4.349,59 € (no está mal ¿eh?) a lo cual se pueden añadir otros complementos salariales referidos a desplazamientos, situación familiar, etc.

Estabilidad

Los trabajadores de la UE que han accedido a través de oposición gozan de una estabilidad laboral similar a las de sus equivalentes nacionales, por lo que, salvo casos de extraordinaria gravedad, el funcionario europeo tiene asegurada la continuidad en sus funciones… dicho en otras palabras, salvo que os dediquéis en vuestros ratos libres a llevar a cabo actividades terroristas organizadas, si conseguís pasar una oposición europea tenéis un trabajo prácticamente asegurado para el resto de vuestras vidas (vidas laborales, claro).

Movilidad

Sí, estabilidad y movilidad pueden aparece en el diccionario como antónimos, pero en la UE no lo son. La estabilidad laboral no está reñida con la movilidad funcional, es más, la UE favorece y potencia el que sus trabajadores adquieran un perfil pluridisciplinar que les permita trabajar en distintas direcciones, departamentos, unidades… En el caso de la UE esto puede implicar movilidad geográfica, pero el hecho de que se facilite no significa que se obligue o imponga. Si has acabado de decorar tu casa en Luxemburgo nadie te va a obligar a aceptar un nuevo destino en Bruselas.

Condiciones laborales

Horarios, vacaciones, instalaciones, desplazamientos, ayudas por hijo… el régimen jurídico aplicable a los trabajadores de la UE incluye diversos beneficios que difícilmente pueden ser resumidos en unas pocas líneas. De momento podéis echar un ojo aquí a las condiciones laborales aquí. Si tenéis alguna duda más concreta, quizas podríamos tratarlas en futuras entradas.

Impuestos

El salario de los trabajadores de la UE no está sometido a ningún régimen fiscal nacional sino a uno de carácter europeo que resulta más beneficioso.

¿Alguna otra sugerencia?

¿Por qué hacer una oposición europea? (y II)

¿Por qué hacer una oposición europea? IO lo que es lo mismo, aunque no es igual (ya hemos dicho que no sólo
se accede a la UE a través de oposiciones) ¿por qué trabajar para la
Unión Europea?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.